¿Cómo degustar el aceite de oliva?

¿Cómo degustar el aceite de oliva?

El resultado del aceite de oliva depende de la región, experiencia y variedades utilizadas. Degustarlo te permitirá apreciar los diferentes tipos, diversidad de colores, aromas y gustos.

Empezaremos por el olfato. Echa una cucharada de aceite en un vaso, caliéntalo con la mano. Esto es para liberar todos sus aromas y respira inmediatamente.

Método gustativo. Sirve tranquilamente en una cuchara y dedica el tiempo a observar su consistencia, el color del aceite. Posteriormente hazlo rodar en la boca para impregnar bien las papilas gustativas. Entre cata y cata, bebe un poco de agua para no confundir los sabores.

Si lo sirves en un buen pan con un toque de vinagre balsámico, el aceite liberará todas sus cualidades.

El aceite afrutado

Hay más de cincuenta variedades de aceitunas. El color de las aceitunas pasa de verde a negro de acuerdo a su grado de maduración. El sabor del aceite de oliva varía según se haya elaborado con aceitunas jóvenes o maduras.

El afrutado de un aceite de oliva proviene de la oliva tierna. Se clasifica en tres tipos: afrutado verde, maduro y negro. La degustación te permitirá distinguir además del afrutado, su amargo y su viscosidad.

Afrutado verde

Este aceite tiene toques de alcachofa, almendra, espárrago, manzana verde y va muy bien con ensaladas, pastas verduras o pescados a la plancha.

Afrutado maduro

Esta hecho de aceitunas en plena madurez. Su sabor es sedoso y picante con aroma de frutos secos y frutos del bosque. Es intenso e ideal para acompañar una ensalada, un polio asado o un puré de papas.

Afrutado negro

Tiene un toque levemente azucarado, sirve para papas recién salidas del horno, quesos o repostería.

 

Add a Comment

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacioRegresar a comprar